¿Qué es el discurso indirecto? para niños.


¿Qué es el discurso indirecto?.

¿Qué es el discurso indirecto?

El discurso indirecto, explicado para niños, es un estilo en el que una persona interpreta o modifica las palabras de otra. Es decir, no se reproducen exactamente como las dijo la otra persona, sino que se parafrasean, para acomodarlas al nuevo discurso, es decir a la nueva manera en que se quiere transmitir el mensaje. Dicho de otro modo, el discurso indirecto es una técnica lingüística que nos permite relatar lo que otra persona expresó sin repetir sus palabras exactas. En lugar de citar directamente lo que alguien dijo, reformulamos la declaración utilizando nuestras propias palabras, manteniendo el significado original pero adaptándolo a nuestra propia estructura de oración.

Imagina que estás contando una historia en la que un amigo te dice: "Hoy hace un día hermoso". Si quisieras transmitir esa información a otra persona usando discurso indirecto, podrías decir algo como: "Mi amigo comentó que el clima hoy era hermoso". Aquí, hemos reformulado la declaración original sin utilizar las mismas palabras, pero aún así comunicamos el mensaje principal.

Este recurso es muy útil en la comunicación oral y escrita, ya que nos permite relatar conversaciones, discursos o eventos de manera más fluida y coherente. Además, el discurso indirecto nos brinda la oportunidad de expresar las ideas de otros de manera objetiva, sin dar la impresión de que estamos citando directamente a alguien.

Así, el discurso indirecto, acepta todas las alteraciones e interpretaciones que sean necesarias para adaptarlo al nuevo discurso, es decir, a la nueva manera de transmitir el mensaje, a diferencia del discurso directo, que no acepta ni modificación ni interpretaciones del mensaje.

Para ver el tema de discurso directo, mira nuestra entrada ¿Qué es el discurso directo?


Cambios en las palabras en el discurso indirecto

El discurso indirecto es una forma de expresión donde se modifica el contenido verbal original de alguien para hacerlo más comprensible dentro de un contexto diferente. Cuando utilizamos el discurso indirecto, ajustamos las palabras de la persona que habló para facilitar la comprensión del mensaje, manteniendo siempre el significado esencial de lo que se dijo inicialmente.

Este cambio en las palabras es fundamental para garantizar que la información se transmita de manera clara y coherente. Al transformar el discurso directo en discurso indirecto, adaptamos las expresiones originales para que encajen mejor con la estructura gramatical y el tono de la nueva oración.

Por ejemplo, si alguien dijo: "Estoy muy emocionado por la fiesta", al utilizar el discurso indirecto podríamos expresarlo como: "Él o ella mencionó que estaba muy emocionado/a por la fiesta". Aquí, hemos cambiado algunas palabras para que la oración sea más fluida y fácil de entender para el receptor.

Es importante destacar que, al realizar estos cambios, debemos mantener la fidelidad al mensaje original. No se trata de distorsionar lo que se dijo, sino de adaptarlo para que se ajuste mejor al nuevo contexto comunicativo. Además, al utilizar el discurso indirecto, también tenemos la oportunidad de agregar información adicional o aclaraciones que ayuden a enriquecer el mensaje original.

En conclusión de este punto, en el discurso indirecto, realizamos cambios en las palabras de la persona que habló con el fin de hacer la oración más fácil de entender dentro de un nuevo contexto comunicativo. Estos ajustes nos permiten transmitir el mensaje de manera clara y coherente, manteniendo siempre el significado esencial de lo que se dijo inicialmente.




Logo LEGSA Tabla de Contenido.



Palabras que usamos en el discurso indirecto

En el discurso indirecto, empleamos ciertas palabras para introducir las declaraciones, preguntas o respuestas de otra persona. Estas palabras funcionan como verbos introductorios que señalan que estamos transmitiendo lo que alguien más dijo o expresó en un momento anterior. Al utilizar estas palabras, creamos una estructura gramatical que indica que estamos reportando lo que otra persona comunicó en algún momento pasado.

Entre las palabras más comunes que utilizamos para iniciar una oración de discurso indirecto se encuentran:

  • "Dijo": Esta palabra se utiliza para indicar que alguien expresó algo verbalmente. Por ejemplo: "María dijo que le gustaba el libro."
  • "Preguntó": Se usa cuando queremos reportar una pregunta que otra persona formuló. Por ejemplo: "Juan me preguntó si quería ir al parque."
  • "Contestó": Utilizamos esta palabra para señalar la respuesta que alguien dio a una pregunta. Por ejemplo: "Pedro contestó que sí, quería participar en el juego."
  • "Comentó": Es una alternativa a "dijo" que se emplea para indicar que alguien hizo un comentario sobre algo. Por ejemplo: "El profesor comentó que la tarea sería para el viernes."
  • "Explicó": Se utiliza cuando queremos informar que alguien proporcionó una explicación sobre un tema. Por ejemplo: "El científico explicó cómo funciona el proceso de fotosíntesis."

Estas palabras introductorias son fundamentales en el discurso indirecto, ya que nos permiten establecer quién realizó la declaración original y qué tipo de expresión se está reportando. Al comenzar la oración con una de estas palabras, indicamos claramente que estamos transmitiendo información que proviene de otra persona y no de nosotros mismos.


Ejemplo directo y discurso indirecto

Para comprender mejor el concepto de discurso indirecto, es útil observar un ejemplo directo y luego ver cómo se transforma en discurso indirecto. En el discurso directo, citamos exactamente las palabras que alguien dijo, mientras que en el discurso indirecto reformulamos esas palabras para hacerlas más integradas dentro de nuestra propia oración.

Por ejemplo, si alguien dice: "¡Estoy muy feliz!", eso sería un ejemplo de discurso directo. Aquí, estamos citando exactamente lo que la persona dijo.

Para convertir esto en discurso indirecto, cambiamos las palabras para integrarlas en nuestra propia oración. Así que podríamos decir: "Él o ella dijo que estaba muy feliz".

Observa cómo hemos introducido el verbo "dijo" para indicar que estamos reportando lo que otra persona expresó, y luego reformulamos la declaración original para hacerla parte de nuestra propia estructura gramatical. Aunque las palabras han cambiado ligeramente, el mensaje principal sigue siendo el mismo: que la persona estaba muy feliz.

Este proceso de transformación es característico del discurso indirecto y nos permite comunicar lo que otros dijeron de manera más fluida y coherente, adaptando sus palabras a nuestro propio estilo de expresión.


Pronombres en el discurso indirecto

Los pronombres desempeñan un papel importante en el discurso indirecto, ya que nos permiten adaptar la declaración original para que se ajuste mejor a nuestra propia estructura de oración. En muchas ocasiones, realizamos cambios en los pronombres de primera persona (yo, mi) por pronombres de tercera persona (él, ella, su) al convertir el discurso directo en discurso indirecto.

Este cambio de pronombres es una forma de mantener la coherencia en la comunicación, ya que nos referimos a la persona que habló desde una perspectiva externa, como si estuviéramos narrando lo que dijo en lugar de repetir sus palabras exactas.

Por ejemplo, si alguien dijo: "Yo estoy muy emocionado por la fiesta", al convertir esto en discurso indirecto, podríamos decir: "Él o ella mencionó que estaba muy emocionado/a por la fiesta". Aquí, hemos cambiado el pronombre de primera persona "yo" por el pronombre de tercera persona "él o ella", manteniendo así la coherencia con el resto de la oración.

Este cambio de pronombres nos permite transmitir la misma información de manera efectiva, pero adaptándola a un nuevo contexto comunicativo. Además, al utilizar pronombres de tercera persona en el discurso indirecto, logramos una mayor objetividad en la narración, ya que nos distanciamos de la persona que habló originalmente y nos convertimos en meros relatores de lo que se dijo.


¿Qué es el discurso indirecto?.

Ejemplo de Actividades imprimibles


Cambios en los tiempos verbales en el discurso indirecto

En el proceso de convertir el discurso directo en discurso indirecto, a menudo nos encontramos con la necesidad de realizar cambios en los tiempos verbales para que coincidan con la nueva estructura de la oración. Estos ajustes son necesarios para mantener la coherencia y la claridad en la comunicación, ya que el tiempo verbal utilizado en la declaración original puede no ser apropiado para el contexto del discurso indirecto.

Los cambios en los tiempos verbales pueden ocurrir tanto en los verbos principales como en los verbos secundarios de la oración. Por ejemplo, si en el discurso directo alguien dijo: "Voy a la tienda", al convertirlo en discurso indirecto, podríamos decir: "Él o ella mencionó que iba a la tienda". Aquí, hemos cambiado el verbo "voy" en presente del indicativo a "iba" en pretérito imperfecto del indicativo, para que coincida con el contexto pasado del discurso indirecto.

Además, en algunos casos, también podemos encontrar cambios en los tiempos verbales de los verbos secundarios, especialmente cuando se trata de expresiones de tiempo pasado o futuro en el discurso directo. Por ejemplo, si en el discurso directo alguien dijo: "Mañana iré al cine", al convertirlo en discurso indirecto, podríamos decir: "Él o ella mencionó que al día siguiente iría al cine". Aquí, hemos cambiado el futuro "iré" por el condicional "iría" para mantener la coherencia en el tiempo verbal dentro del discurso indirecto.

Estos cambios en los tiempos verbales son esenciales para garantizar que la información se transmita de manera precisa y comprensible dentro del nuevo contexto del discurso indirecto. Al ajustar los tiempos verbales, logramos una narrativa coherente que refleja con precisión lo que se dijo originalmente, adaptándolo adecuadamente al tiempo y al contexto de la narración.


Ejemplo con cambio de tiempo verbal en el discurso indirecto

Una característica importante del discurso indirecto es la necesidad ocasional de cambiar los tiempos verbales para que coincidan con el contexto temporal de la nueva oración. Este ajuste es fundamental para mantener la coherencia y la claridad en la comunicación, ya que el tiempo verbal utilizado en la declaración original puede no ser apropiado para el contexto del discurso indirecto.

Tomemos como ejemplo la frase: "Voy a la tienda". En este caso, el verbo "voy" está en tiempo presente del indicativo, indicando una acción que se está llevando a cabo en el momento presente. Sin embargo, al convertir esta frase en discurso indirecto, necesitamos ajustar el tiempo verbal para reflejar que la acción ocurrió en un momento pasado al momento de la narración.

Por lo tanto, al expresar esta frase en discurso indirecto, podríamos decir: "Él o ella mencionó que iba a la tienda". Aquí, hemos cambiado el tiempo verbal del verbo "ir" de presente del indicativo a pretérito imperfecto del indicativo, para reflejar que la acción de ir a la tienda ocurrió en un momento pasado con respecto al momento actual de la narración.

Este cambio de tiempo verbal es esencial para mantener la coherencia en la comunicación y garantizar que la información se transmita de manera precisa y comprensible dentro del nuevo contexto del discurso indirecto. Al ajustar los tiempos verbales, logramos una narrativa coherente que refleja con precisión lo que se dijo originalmente, adaptándolo adecuadamente al tiempo y al contexto de la narración.


Usos comunes del discurso indirecto

El discurso indirecto es una herramienta lingüística que utilizamos en diversas situaciones para relatar lo que otra persona dijo o expresó en un momento pasado. Esta forma de comunicación se emplea con frecuencia en una variedad de contextos, siendo especialmente común en cuentos, narraciones y al compartir historias.

En los cuentos y narraciones, el discurso indirecto se utiliza para dar voz a los personajes y transmitir lo que dijeron en diferentes situaciones dentro de la trama. Por ejemplo, cuando narramos una historia y queremos relatar lo que un personaje dijo en una conversación, utilizamos el discurso indirecto para reproducir sus palabras de manera coherente y natural.

Además, al compartir historias personales o anécdotas, también recurrimos al discurso indirecto para comunicar lo que otra persona expresó en determinadas circunstancias. Por ejemplo, si estamos contando una experiencia en la que alguien nos hizo un comentario, utilizamos el discurso indirecto para relatar ese comentario de manera precisa y fiel a lo que se dijo originalmente.

El discurso indirecto nos permite narrar eventos pasados de manera más fluida y coherente, integrando las palabras de otras personas en nuestra propia narrativa sin necesidad de repetir exactamente lo que dijeron. Esto facilita la transmisión de información y contribuye a una comunicación más efectiva y comprensible.


Importancia de entender el discurso indirecto

Comprender el discurso indirecto es fundamental para ser capaces de contar historias de manera efectiva y comunicarnos de forma clara y precisa. Esta forma de expresión nos permite relatar lo que otra persona dijo o expresó en el pasado, integrando sus palabras dentro de nuestra propia narrativa de una manera coherente y natural.

Una de las principales razones por las cuales es importante entender el discurso indirecto es que nos permite dar voz a los personajes en cuentos, narraciones y anécdotas. Al utilizar el discurso indirecto, podemos reproducir de manera fiel y precisa las palabras de los personajes en diferentes situaciones, lo que enriquece la trama y hace que la historia sea más interesante y realista.

Además, comprender cómo funciona el discurso indirecto nos ayuda a comunicarnos de manera clara y efectiva en nuestra vida diaria. Cuando compartimos experiencias o conversaciones pasadas, utilizamos el discurso indirecto para transmitir lo que alguien más dijo en ese momento. Esta habilidad nos permite expresarnos de manera precisa y coherente, facilitando la comprensión por parte de nuestros interlocutores.

Otra razón importante para entender el discurso indirecto es que nos permite interpretar de manera adecuada la información que recibimos en diferentes contextos. Cuando escuchamos o leemos una narración que utiliza el discurso indirecto, necesitamos comprender correctamente quién dijo qué y en qué contexto, para entender completamente el mensaje transmitido.


Características base del discurso indirecto.

  • No requiere de manera gráfica el uso de comillas.

  • Se deben hacer interpretaciones y modificaciones para adaptarlo al nuevo mensaje.

  • Pude ser escrito u oral.

  • Es utilizado en la academia, el medio literario, así como en medios de comunicación.


¿Qué es el discurso indirecto? Ejemplos:

Ahora veamos, algunos ejemplo de el discurso indirecto:

  • Y el panadero dijo algo así como que buen pan de muerto hice y pues sí, estaba rico, pero no tanto.

  • El médico nos indicó que no estaba grave y que con una pastillita quedaba listo.

  • El técnico andaba feliz con el campeonato, pero de bocón diciendo que solo su equipo había juago bien

  • Mi esposa quiere una nueva escuela para la Valentina y es que sí tiene muchos problemas donde está ahorita.

  • Y entonces, Arturo me dijo si nos hacíamos novios y yo, ¡le dije que sí!.

Podemos ver que, en el discurso indirecto, el mensaje se interpreta y modifica par alterarlo lo suficiente y adaptarlo al nuevo discurso o mensaje. Por lo mismo el discurso indirecto no necesita estar entre comillas.


¿Qué es el discurso indirecto?.

Ejemplo de Actividades imprimibles



Tal vez pueda interesarte



Prueba GRATIS de 14 días.

Regístrate hoy mismo para disfrutar de tu prueba gratis de 14 días.

Ahorra hasta el 70% de tu tiempo al planear tus clases.

Obtén acceso inmediato a Planeaciones, Guías, Material y Actividades imprimibles, Juegos educativos multimedia, para Preescolar y Primaria.

Empezar mi prueba gratis
Conoce nuestro Blog sobre educación.

En LEGSA, encontrarás varios ejemplos de ¿Qué es el discurso indirecto?, que podrás descargar GRATIS, con tu suscripción.

Compartir en:

       



¿Qué es el discurso indirecto?.

Descargar el material completo (5 páginas)

El material contiene: Conceptos, características, ejemplos y actividades imprimibles de ¿Qué es el discurso indirecto?.



Volver